«

»

nov 29

La Federación Agraria Argentina marca su posición crítica ante la nueva Ley de Presupuesto bonaerense

nider federacion agrariaPrevio a la aprobación de la Ley de Presupuesto bonaerense, la Federación Agraria Argentina de la provincia dio a conocer un comunicado marcando su posición. Para hablar de esto y la situación actual del sector rural, hablamos con el presidente de la filial local Rodrigo Nider y con el director del Consejo directivo Alejandro Koresky.

“Nos hemos reunido con el gobierno de Vidal en estos dos años, tuvimos diálogo, pero nos tomó por sorpresa, no gratamente, porque no era lo que se venía hablando. El inmobiliario rural subió más del 107 por ciento en estos dos años, en este año más del 50, sumado a eso el impuesto complementario. Y la progresividad -la bandera de la FAA para pagar de acuerdo al poder adquisitivo- en la tabla de las parcelas se corta en las 50 hectáreas en nuestra zona, muy acotada esa brecha”, señalaron e indicaron, entre otros datos, que la compensación que se anunció con la baja de Ingresos Brutos se nivela con el aumento en Impuesto a los Sellos.

Respecto a los sectores más afectados con la reforma tributaria, Nider señaló que “en el caso de la provincia de Buenos Aires se hizo una gran diferencia, en Ingresos Brutos no tenes bonificaciones a partir de los 3 millones y en la industria, a partir de los 78″, mientras que en “las leyes nacionales, aunque aún están en veremos, todos los analistas coinciden en que los principales pagadores del ajuste son los jubilados, más allá de sectores particulares como sector social son los jubilados”.

En referencia a la actuación del Ejecutivo municipal respecto al apoyo a los productores para lograr la Emergencia agropecuaria, marcaron que tuvieron el apoyo del municipio que “hizo todo lo posible para que la mayor cantidad de personas que les correspondiera consiguieran la emergencia pero en este caso la burocracia provincial hizo que algunos la obtuvieran y otros no, ponían todas las trabas posibles”.

AUDIO

Comunicado FAA provincial
“Los chacareros esperamos una política que privilegie el arraigo y la producción”

Las entidades de base de la Federación Agraria de la provincia de Buenos Aires se encuentran movilizadas y atentas ante los acontecimientos que se vienen sucediendo y que afectan el interior.
Pese a las reiteradas advertencias de nuestra entidad, la consecuencia de la falta ancestral de obras y el mal manejo de las aguas hicieron que éstas atraviesen la provincia y ocupen las chacras. Muchos productores intentan alcanzar la declaración de emergencia agropecuaria y no pueden, en algunos casos porque los anegamientos no son los que contempla la antigua ley provincial, en otros casos porque los intendentes obstruyen ese derechos por caprichos, muchas veces ideológicos y miopes y otras porque la burocracia provincial ejerce todo su peso para que no lleguen los decretos correspondientes al escritorio de la Sra. Gobernadora en tiempo y forma.
Con aumento de costos y grandes inconvenientes para la producción, debatiéndonos entre caminos rurales muchas veces intransitables y pesadas cargas oficinescas los productores recibimos en el 2016 un paquete impositivo igual de regresivo y agresivo que el diseñado en la administración anterior, con un aumento muy por encima de la inflación, el 38%, consolidando a nuestra provincia como la de mayor carga fiscal de la República.
Las entidades representantes del agro acompañamos expresamente a la Sra. Gobernadora en el reclamo para que a los bonaerenses se nos trate con mayor equidad al momento de la asignación de los fondos coparticipables. Estuvimos presente en cada una de las mesas que se abrieron para el dialogo y la propuesta, Mesa Agropecuaria, Mesas sectoriales, Mesa Tributaria y tantas otras.
Esas circunstancias son las que nos causó sorpresa y preocupación el proyecto de Ley Fiscal para el 2018 y luego de analizarla en dos Asambleas en la provincia, le hemos presentado a la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados, que es quien centra su tratamiento previo a la sanción, las preocupaciones de los pequeños y medianos productores.
Siempre sostuvimos que es menester una reforma fiscal, que los impuestos deben ser equitativos y aplicados de forma progresiva, que la tierra que se trabaja no es una exteriorización de riqueza sino un medio de producción. Vemos que se han hecho algunos avances en este sentido en relación a la carga impositiva que se aplica a las pequeñas chacras, pero también vemos que se propone un aumento del 107% del Impuesto Inmobiliario Rural en estos dos años, y que para su cálculo se aplica, actualizada, la misma tabla impuesta por la administración que escondía, bajo una supuesta progresividad, una voraz agresividad fiscal, proporcionalmente mayor a las unidades económicas de cada región.
La estabilidad de los precios de los que producimos choca contra el aumento de nuestros costos. También choca contra el incremento de costos que debemos asumir cuando el Estado, sea el Municipio, la Provincia o la Nación se ausenta. Caminos, seguridad, educación, conectividad, administración, son necesidades que los productores vamos satisfaciendo cada vez con mayor esfuerzo propio.
Para las familias agrarias cada amanecer trae la esperanza de una nueva oportunidad, pero también saben que desde hace muchas décadas que no hay chacras nuevas, por eso hoy están contando las horas para conocer cómo será su futuro cercano, el que se debate entre continuar en su explotación o tener que abandonarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.